A través de su cuenta de Twitter, el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, compartió la declaración de la Junta de Vecinos “El Progreso” de Santiago Centro, quienes denuncian que existe una comunidad que intenta frenar la construcción de departamentos sociales en la comuna.

“La construcción de viviendas sociales en nuestra comuna de  Santiago es una necesidad; nuestros hijos e hijas que han crecido tienen el derecho a querer seguir viviendo en nuestra comuna, a organizarse en comités de viviendas, a postular y adquirir una vivienda social, como probablemente lo han hecho otros vecinos, quien hoy se habrían adjudicado un proyecto de condominio social en el barrio”, sentenciaron desde la Junta Vecinal.

Además, aludieron a una reunión que se habría convocado para rechazar la iniciativa, sentenciando que dicha “convocatoria hace sinónimo de delincuentes a quienes viven en una vivienda social, el ser pobre o no ser sujeto de crédito para la banca no significa que nuestras familias sean traficantes o ladrones”.

Del mismo modo, descartaron que la construcción del condominio social, “no significa que se instale una cueva de ladrones, los prejuicios clasistas a los cuales autoridades municipales prestan oídos, quizás con qué intenciones, nos motiva a hacer un llamado al buen juicio y la solidaridad”.

Por último, recalcaron que “con el mismo ímpetu que rechazamos la actitud segregadora de unos pocos, tenemos la plena certeza de que la gran mayoría de los habitantes del barrio recibirán con respeto y cariño a los nuevos vecinos”.