El ministro de la Corte de Apelaciones a cargo de los casos de violaciones a los Derechos Humanos durante el régimen de Augusto Pinochet, Mario Carroza, confirmó este miércoles la acusación contra Juan Emilio Cheyre en calidad de cómplice por una serie de homicidios que tuvieron lugar en octubre de 1973, en el marco del caso Caravana de la Muerte.

Carroza investiga la vinculación de Cheyre en la realización de 15 homicidios y secuestros en el regimiento Arica, ubicado en La Serena, cuando era teniente del Ejército.

La decisión descarta la opción de sobreseer al militar en retiro que, tras ser procesado en julio del año pasado, quedó detenido como cómplice junto a otras ocho personas, aunque luego fue liberado previo pago de una fianza de $1 millón.

Según reporta T13, Cheyre, que estuvo como máxima autoridad del Ejército entre 2002 y 2006, alega inocencia por la presunta violación de derechos humanos: “Me duele que matando a este personaje se mate la obra del Ejército por la reconciliación”, dijo en julio del año pasado en el mismo canal.