El miércoles 10 de mayo, el diputado socialista Leonardo Soto reveló en exclusiva a El Desconcierto que Augusto Pinochet Hiriart estaría recibiendo desde Capredena una pensión de inutilidad hace 35 años y que hoy alcanza la suma de $900 mil al mes.

“A la fecha, el hijo del dictador se ha embolsado solo por esta vía, en moneda actual, unos $400 millones a costa del patrimonio fiscal”, reveló Soto a este medio. Además, aseguró que envió un requerimiento a Capredena solicitando toda la información previsional respecto a Pinochet Hiriart.

Ante esta denuncia, el hijo del general Pinochet respondió en La Segunda a la acusación del parlamentario PS, asegurando que no recibe $900 mil al mes. “Con los descuentos sólo recibo $461 mil”, aseguró. El ex militar aprovechó la instancia para explicar que la pensión se debe a que en 1971, cuando prestaba servicios en Punta Arenas, lo aplastó un camión contra una pared y se quebró la columna en tres partes, debiendo ser operado en varias oportunidades. “Permanecí en el Ejército hasta 1980, siendo sometido a tratamientos, pero llegó un momento en que mi estado físico no era compatible con la carrera”, afirmó.

Cerca del patio de los callados

Consultado por las dudas del parlamentario socialista, Pinochet Hiriart dijo que “le pido al diputado que se preocupe de cosas más importantes, que harta falta hace en el país hoy. Y no de un viejo jubilado de 71 años que está más cerca del patio de los callados que de este lado”.

“Él (Soto) puede decir cualquier cosa, yo ya estoy curcuncho con las barbaridades que han dicho a lo largo de mi vida; no me afecta. ¿Sabe? Trato de hacer una vida normal, pero tengo secuelas de permanentes dolores, tengo cojera en la pierna izquierda y tomo varios remedios, pero no lo ando publicando porque no fui formado de esa manera de andarse quejando”

Ante la pregunta de qué le parece que el cuestionamiento lo haga quien preside la comisión investigadora de las millonarias pensiones de Gendarmería -entre ellas la de la ex esposa de Osvaldo Andrade (PS)-, respondió: “No tengo nada que ver con Gendarmería, fuera de cuando me tuvieron detenido (risas). En realidad siempre van a tratar de buscar un chivo expiatorio, no hallan cómo vengarse. ¿Qué tengo que ver yo con lo que hizo mi papá?. Y agregó: “Que él diga lo que quiera. Ya estoy curcuncho. Siempre he tratado de luchar por mi patria. Aquí quien lucha por su patria siempre es envidiado y vapuleado, y tratado pésimo”.

Invalidez de segunda clase

Augusto Pinochet Hiriart recibe una jubilación bajo la figura de a invalidez de segunda clase, la cual genera pensiones hasta un 20% más altas que la última remuneración en actividad, es la derivada de accidentes o enfermedades profesionales de carácter permanente, la que además de imposibilitar la continuación en el servicio, deja al individuo en inferioridad fisiológica para ganarse el sustento en ocupaciones privadas.

No obstante el último punto, el veterano ha sido protagonista de diversas ocupaciones privadas que ha derivado en escándalos políticos y casos de corrupción en Chile, entre los que se cuentan el caso de los “Pinocheques”, la compraventa de vehículos robados y el caso Riggs, siendo solo juzgado con una pena remitida por el segundo de estos casos.