Fundada en 2012 por un grupo de abogados egresados de la Escuela de Derecho de la Universidad Católica, la ONG Comunidad y Justicia causó noticia la semana pasada luego de que presentaran una querella en contra del juez Luis Fernández Espinosa (71). El magistrado autorizó el cambio de sexo registral, es decir, el nombre con el que figura en todos los documentos de identidad personal (como la partida de nacimiento) para un menor de 5 años, algo inédito en Chile.

Sin embargo, según reveló hoy La Segunda, Comunidad y Justicia tiene un largo historial intentando detener por la vía judicial el debate respecto a cuestiones asociadas a los derechos sexuales y reproductivos y las diversidades y disidencia sexual, así como el movimiento estudiantil. Así, informa el vespertino, la organización liderada por Tomás Henríquez Carrera (31) ha presentado, sistemáticamente, distintos recursos en contra de aquello que, según el director, consideran que atentan contra la libertad de enseñanza, de religión, la primacía de los padres en la educación de sus hijos y la institución del matrimonio heterosexual.

En 2015 la ONG representó a padres contrarios a las movilizaciones al presentar un recurso de protección contra las tomas en el Instituto Nacional, el cual escaló hasta la Corte Suprema, quien falló a favor de Comunidad y Justicia estableciendo la medida de presión como “ilegal”. En abril de ese mismo año denunciaron ante el Instituto de Salud Pública la realización de un taller sobre aborto con misotrol (método aprobado médicamente por la OMS) en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, lo cual llevó a la instrucción de un sumario.

Además, junto a varias iglesias evangélicas presentaron un recurso en contra de la distribución del libro “Nicolás Tiene 2 Papás”, donde la Corte de Apelaciones de Valparaíso falló en contra de la ONG conservadora. “Comunidad y Justicia” también asesora a la UDI en temas relativos a la ley de despenalización del aborto en tres causales, el matrimonio igualitario y la Ley de Identidad de Género.