Esta mañana la Corte de Apelaciones de Temuco, a pesar de confirmar el procesamiento del ex alcalde de Providencia y funcionario de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) en dictadura, Cristián Labbé, decidió rebajar la cautelar de prisión preventiva que pesaba sobre él y otorgarle el arresto domiciliario.

“Su libertad constituye peligro para la seguridad de la sociedad”, había dicho el ministro en visita Álvaro Mesa a la hora de decidir procesar a Labbé.

La causa que se le imputó fueron los delitos de aplicación de tormentos a cuatro personas -Harry Edward Cohen Vera, Jaime Rozas González, Bernardo Santibáñez Álvarez y Juan Horacio Rosales Quintana- en la comuna de Panguipulli en 1973. El procesamiento por tres de estos casos fue revocado por la Corte Suprema la semana pasada. Sin embargo, el caso de Harry Cohen sigue vigente.

Por esto, Labbé fue detenido por la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones (PDI), y posteriormente trasladado a Temuco, donde quedó recluido en prisión preventiva como medida cautelar.

“Amigos míos: El odio con el que se me ha perseguido me ha regalado fuerza y libertad para dedicarme con humildad a buscar la paz y la amistad cívica para nuestro país”, había publicado el ex alcalde en su cuenta de Facebook. Por otro lado, el abogado de Derechos Humanos Roberto Ávila señalaba que “las torturas por las cuales se le procesa, son las que conllevan el mayor grado de perversidad que he conocido en mis 32 años como abogado penalista”.