El Consejo Nacional de Televisión confirmó que formuló cargos contra Canal 13 por la cobertura que hizo el matinal Bienvenidos el pasado 12 de abril, cuando exhibieron al aire el informe ginecológico de Nabila Rifo. Tras la polémica, el director del espacio Pablo Manríquez fue despedido.

Ese mismo día, Canal 13 recibió más de 500 quejas ese día. En total, llegaron más de mil denuncias. Por unanimidad, el CNTV acusó al canal de infringir el artículo 1 de la Ley N° 18.838, “en el que no solo habrían sido expuestos antecedentes relativos a la intimidad de una persona, sino que además se le habría propinado un trato violento y denigrante, que no se condeciría con su condición de víctima de un delito particularmente grave, y que respondería a la lógica de violencia de género”.

El órgano agrega que se incurrió en “un desconocimiento de su derecho a la intimidad e integridad psíquica, y con ello, de su dignidad personal, incurriendo en consecuencia la concesionaria, en una posible infracción al principio del correcto funcionamiento de los servicios de televisión”.

Al programa siguiente, los conductores Martín Cárcamo y Tonka Tomicic pidieron disculpas y aseguraron que no conocían el material antes de emitirlo. Por su parte, la ministra de la Mujer y Equidad de Género Claudia Pascual hizo un llamo a los medios para que “aborden de manera integral la violencia hacia las mujeres, en la explicación de sus fenómenos, sus orígenes, sus causas, pero también de su trayectoria, sin morbo, sin revictimización, sin colocar los antecedentes por colocarlos”.