Dos proyectos de ley se encuentran en el Congreso que buscan degradar los rangos de los ex militares condenados por violaciones a Derechos Humanos en dictadura. Los dos duermen en el Parlamento.

Según publica La Tercera, El primero fue presentado el 15 de julio de 2010, hace casi 7 siete años. La última vez que se tocó en el Parlamento fue en septiembre de ese mismo año cuando fue analizado en la Comisión de Derechos Humanos. El segundo fue presentado en el Senado, el 11 de agosto de 2015.

La senadora PS Isabel Allende pidió que se pusiera urgencia a los proyectos, pero la petición no fue acogida. “Este proyecto ya tiene bastante tiempo. Sin embargo, hay colegas que los hacen cambiar de comisiones y ahí los hacen morir”, dijo el PPD Tucapel Jiménez, autor de una de las iniciativas.

El tema causa polémica debido a la reciente divulgación de las millonarias pensiones de ex militares detenidos en Punta Peuco, que pese a estar privados de libertad reciben hasta $3 millones de pesos cada 30 días. Algunos de ellos íconos genocidas de la dictadura, cómo Miguel Krasnoff, Raúl Iturriaga Neumann y Álvaro Corbalán.

“Yo estoy en absoluto desacuerdo con degradar a los militares. Creo que detrás de estas personas hay familias y el castigo es privarlos de libertad. Pero si ellos trabajaron su vida al Ejército, más allá de la causa que están purgando, me parece que es un ensañamiento judicial quitarles ese derecho”, aseguró la senadora UDI Jacqueline van Rysselberghe.