Un nuevo delito por cohecho fue incluido por la Fiscalía en la investigación del multimillonario fraude en Carabineros que tiene a 43 personas imputadas por malversación de caudales públicos, asociación ilícita y lavado de activos.

Según informa Radio Bio Bio, esta nueva arista se relacionaría con “los pagos que se habrían realizado -con recursos de la policía uniformada- a funcionarios públicos que presuntamente participaron también del fraude” y se basa en las declaraciones de imputados que dieron cuenta del presunto pago de sobornos al jefe de la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, Hugo Zúñiga Pailamilla.

El Ministerio Público, en base a las declaraciones de coimputados, indica a Zúñiga Pailamilla como “el enlace entre algunos miembros de la organización y el Ministerio de Hacienda para desviar fondos desde cuentas institucionales de Carabineros”, informa el medio.

Entre los nombres que lideran esta supuesta asociación delictiva aparecen el del mayor Nelson Valenzuela, quien se desempeñó en emuneraciones y finanzas de la Intendencia y habría reclutado a personas para que facilitaran sus sus cuentas corrientes para sacar el dinero desde la institución policial.

Mientras siguen las investigaciones para esclarecer el pago de sobresueldos con uso de más del 50 por ciento de gastos reservados.