Dentro de las 40 auditorías realizadas por Contraloría a Carabineros entre el 2010 y 2016 -que alertaban al alto mando del millonario fraude al interior de la institución- hubo una en particular a la hoy cuestionada Dirección de Finanzas, en el año 2011.

Según informa El Mercurio, el órgano contralor ordenó un sumario administrativo en relación a irregularidades descubiertas como arrendar estacionamientos para vehículos fiscales o pagos a una empresa de TV por cable. Quien debió haber sido sometido al sumario no es otro que el general (R) Flavio Echeverría, ex director de Finanzas y uno de los principales cabecillas de la banda delictual. Hoy, se encuentra en prisión preventiva.

Otros son el teniente Robinson Carvajal y el capitán Carlos Rojas. Ambos también se encuentran hoy en prisión preventiva.

Según informó el contralor Jorge Bermúdez en la comisión investigadora de la Cámara de Diputados por el fraude en Carabineros, entre 2012 y 2016 ordenaron que se hicieran 66 sumarios en la institución por diversas irregularidades. Sin embargo, solo 3 fueron realizados por la propia Contraloría y el resto por Carabineros. De esos 63 restantes, hubieron 6 sobreseimientos, 24 en tramitación, 25 sin información y 5 dejados sin efecto.

“Cuando la Contraloría realiza un sumario, solo lo que hace es proponer la sanción, pero no la aplica directamente. Quien debe aplicarla es el jefe de servicio”, dijo Bermúdez en esa ocasión. Agregó además que el 95% de los sumarios que ordenó la CGR terminaban en sobreseimiento, “o sea, es papel mojado”.