“A partir del 2016 aseguraremos que el 60 por ciento más vulnerable que asista a Centros de Formación Técnica, Institutos Profesionales acreditados y sin fines de lucro, o a universidades del Consejo de Rectores, accedan a la gratuidad completa y efectiva, sin beca ni crédito. Esto beneficiará a casi 264 mil jóvenes”, había dicho en su cuenta pública de 2015 la presidenta Michelle Bachelet.

Para el final de ese año, la gratuidad pasada por glosa presupuestaria vio achicada esa cifra a un 50%. En la cuenta pública de 2016,Bachelet aseguró: “Quienes estudian gratuitamente representan el 54,3% de la matrícula 2016 de alumnos nuevos en las universidades adscritas al beneficio”.

En el marco de esta cuenta pública 2017, la presidenta volvió a repetir el anuncio de gratuidad para el 60% de los estudiantes más vulnerables, un mensaje que fue recibido con el aplauso cerrado de los presentes en el Congreso Nacional.“A quienes dudaban de la Gratuidad, quiero decirles que es una realidad que avanza firme. No es una ficción ni un puñado de personas, son 257 mil jóvenes”, dijo la presidenta.

Además, aseguró que se han dignificado “las condiciones laborales de profesores y aumentaremos sus remuneraciones”.

Bachelet también recalcó que enviará un proyecto que busca fortalecer a las universidades estatales y que la promesa sigue siendo avanzar hacia la gratuidad universal. “En ella se garantiza la verdadera opción de elegir”, sentenció.

La Presidenta destacó la apuesta por la educación técnica y aprovechó de enviar un mensaje a quienes quieran deshacer los cambios planteados por el Gobierno. “Quien quiera echar pie atrás a la gratuidad, le estará dando la espalda a Chile y a las familias chilenas”, dijo la Mandataria.

Otro aspecto destacado fue la creación de cinco Centros de Formación Técnica estatales, con rectores nombrados por Alta Dirección Pública.