A pocas horas del viaje que iniciará la Selección Chilena este lunes rumbo a Rusia, un nuevo y serio problema afecta a uno de sus integrantes. El lateral Eugenio Mena fue detenido durante el pasado domingo, tras ser sorprendido manejando en estado de ebriedad y a exceso de velocidad.

Según la información proporcionada por Carabineros, cerca de las 23.30 horas, el futbolista formado en Santiago Wanderers conducía a 166 kilómetros en zona de 120 máximo, mientras que iba con 1.6 gramos de alcohol en la sangre.

Mena quedó citado a declarar, lo que no le impedirá viajar a Europa junto al resto de sus compañeros. El lateral aún no se encontraba bajo concentración con el resto del grupo y recién hoy se incorporaría a las órdenes de Juan Antonio Pizzi. 

El jugador de Sport Recife tenía planeado viajar en el segundo grupo de la selección, saliendo a las 12.15 horas desde el aeropuerto de Santiago. En la selección ya están informados del asunto, aunque afirmaron que “sólo nos reportaron que fue por exceso de velocidad”.

La Ley Emilia estipula conducción en estado de ebriedad cuando el nivel de alcohol en la sangre es igual o superior a 0,8 gramos por mil.