Durante esta tarde, las alumnas del Liceo 7 realizaron una nueva jornada de manifestación en contra de los distintos casos de violencia de género y abuso sexual por parte de profesores y asistentes que han denunciado durante las últimas semanas bajo la consigna “Ni me callo ni me aguanto”.

La movilización de hoy, que además fue apoyada por integrantes del movimiento Ni Una Menos, se realizó en el frontis del establecimiento, y terminó con diez estudiantes detenidas. “Hoy nos manifestamos porque queremos seguir adelante con nuestras denuncias pero la represión fue a los minutos, creemos que desde el colegio ya estaban preparados”, afirma Vanessa Maureira, integrante de la Comisión de Género del Liceo 7.

Maureira explica que la jornada finalizó con la presencia de un retén móvil que detuvo a las estudiantes de entre primero y cuarto medio, y que hasta el momento las alumnas se encuentran constatando lesiones y en espera de ser liberadas.