El plantel estatal no podrá ser proveedor del Fisco a través del portal público de ChileCompra por dos años tras un reciente fallo de la Justicia. Esto significa que, entre otras, cosas, la Universidad de Chile no podrá realizar la encuesta Casen, por ejemplo, la que ha realizado en 11 ocasiones.

Desde el 1 de junio que la Casa de Bello ya no cumple los requisitos para presentarse como proveedor del Estado, lo que le impide vender servicios y participar en licitaciones. Esto por una condena ratificada en mayo por la Corte Suprema, por infracción a la tutela laboral. Con esto se aplica el artículo 4 de la Ley de Compras Públicas, que sanciona a la institución por un plazo de dos años.

Además de la Casen, la universidad tampoco podrá seguir realizando capacitaciones y cursos cerrados a través del Hospital Clínico ni realizar estudios de impacto medioambiental.

Según informa La Tercera, desde dentro del plantel estiman que la situación podría mermar las finanzas hasta un 2%. Áreas como el Demre (del cual depende la PSU) o el Centro Sismológico no se verían afectadas porque su financiamiento es a través de la Ley de Presupuestos.

La condena vino tras una demanda de vulneración de derechos fundamentales, acoso laboral y disminución de remuneraciones presentada por el profesor asistente de la Facultad de Economía y Negocios, Miguel Mendoza. El docente denunció que desde 2004 sufrió hostigamiento y acoso laboral.