Era la encargada de enfermería del colegio Virgen de Pompeya en Las Condes. Recibió a un menor de once años y decidió darle una bofetada en la cara.

Por eso, los padres denunciaron a la religiosa, quien fue detenida esta mañana por agresión a un menor de edad. La víctima, además, notificó a la dirección del colegio.

La monja -perteneciente a la congregación Dominicas de la Anunciata- confesó la agresión ante Carabineros y quedó detenida.