“La Comisión Interamericana de Derechos Humanos declaró explícitamente que la Ley Antiterrorista chilena, después de la reforma que nosotros introdujimos, cumplía todos los estándares internacionales”.

Esas palabras dijo ayer en Tolerancia Cero el ex presidente y candidato Sebastián Piñera, las que pasaron inadvertidas en el programa, pese a que se alejan completamente de la realidad.

En el año 2014, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado de Chile precisamente por la aplicación de la Ley Antiterrorista a dirigentes mapuche. Consideró que hubo violación al debido proceso, a la libertad de pensamiento y discriminación en el fallo contra Víctor Ancalaf, José Huenchunao, Jaime Marileo, Patricio Marileo, Ciriaco Millacheo, Aniceto Norín, Pascual Pichún y Patricia Troncoso. Se obligó al Estado a anular las condenas.

Ayer, Piñera afirmó además modificaciones a la Ley Antiterrorista, incorporando cosas como “testigos protegidos, agentes encubiertos, informantes, entregas vigiladas, porque eso nos va a permitir que la ley sea más eficaz, porque el primer valor que debe defender un gobierno es la seguridad”.

Estos puntos -presentes en la actual legislación- son los que precisamente el CIDH pidió a Chile que reforme, por considerar que testigos protegidos y con reserva han sido utilizados de manera “abusiva”.

Mira acá la sentencia completa contra el Estado de Chile por la aplicación de la Ley Antiterrorista.