El informe anual del Boston Consulting Group muestra un mapa de cómo funciona la riqueza privada en el mundo. Y en el caso de Chile, los resultados no son sorpresa: La riqueza privada sigue creciendo -pese a la crisis económica- y está concentrada en pocas manos.

US$393 mil millones es la cantidad de dinero que hubo en Chile en 2016, un 7,7% más que en 2015. De esos, solo 115 familias poseen el 12,7%, correspondientes a más de 50 mil millones de dólares. Los 343 mil millones restantes está repartido entre más de 4,7 millones de familias.

“La concentración de la riqueza total es muy grande en Chile, donde el porcentaje es más alto que el promedio de la región, comparable a otros dos países con mucha concentración, como México y Brasil”, aseguró a Efe el socio de Boston Consulting Group, Jorge Becerra.

El informe además, revela que el 28% de la riqueza en América Latina está en paraísos fiscales. En el caso de Chile, es el 7,2%, cerca de 28 mil millones de dólares.