Luego de que el humilde Pacífico de General Alvear -de la Cuarta división del fútbol trasandino- logró eliminar a Estudiantes de la Copa Argentina, todo el mundo hablaba de la hazaña del plantel.

Sin embargo, una insólita confesión de uno de los jugadores del plantel empañó la victoria. El defensa Federico Allende reconoció a una radio haber utilizado alfileres para marcar al delantero colombiano Juan Otero. 

“Tuve que acudir a la ‘Gran Bilardo’. Te lo juro. Pobre negro (Juan) Otero, lo maté. ¿Qué querés que haga? Esto es para vivos y bueno, se dio así, sabíamos que teníamos que ensuciar el partido porque al jugador de Primera no le gusta que le hagas tiempo, que le juegues sucio. El Negro me debe haber odiado, pero el fútbol es así. Tenía dos agujas, una en la canillera y otra en la mano, apenas empezó”, reveló el zaguero entre las risas de los locutores.

La polémica recordó un hecho del mismo calibre proveniente de los rivales de turno: cuando hace 50 años, el propio Estudiantes, encabezado por Carlos Bilardo, ocupó la misma técnica, según consigna Emol.

Al enterarse del hecho, el presidente del cuadro mendocino aseguró que el jugador será despedido por su acción: “Voy a echarlo del club. Estamos consternados, este hecho empañó el trabajo en equipo. Fue una joda de muy mal gusto y el director técnico está de acuerdo conmigo en la decisión de desvincularlo”, sentenció.

Otero exigió las disculpas del jugador y aseguró que advirtió del hecho al árbitro Luis Álvarez, quien no lo tomó en cuenta: “Le dije varias veces y no me prestó atención. Tenía una aguja y me pinchó cuatro veces. Era como una aguja de coser, la tenía en la mano todo el tiempo. Me pinchaba la espalda. Gracias a Dios no me hizo daño. Espero un pedido de perdón, entiendo que se estaba jugando la vida, pero que lo haga jugando al fútbol. Yo no me esperaba esto”, dijo el colombiano.

Mira el video acá: