Por casi tres horas se extendieron los alegatos ante la Corte Suprema que buscan la nulidad del juicio en el caso Nabila Rifo. La solicitud la realizó la defensa de Mauricio Ortega, quien el pasado 2 de mayo fue condenado a 26 años de presidio por femicidio frustrado y lesiones graves gravísimas.

El abogado del acusado, Ricardo Flores, argumentó que buscan una pena sustitutiva debido a que existen infracciones en el debido proceso y comparó la pena propuesta con el homicidio.

“Habría salido, desde el punto de vista legal, más barato haberla matado que simplemente haberla dejado viva”, declaró el defensor, además de afirmar que fue sólo una conducta de violencia en la pareja.

Los alegatos continuarán durante este miércoles 21 y el fallo quedará en acuerdo con fecha fijada para su publicación.

Por otra parte, al mismo tiempo que se realizaban los alegatos, la Red Chilena Contra la Violencia a la Mujer hizo una manifestación en el frontis de la Corte Suprema exigiendo que no se anule el juicio.