Hoy se dio a conocer que el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, resolvió sancionar al Fiscal Regional de O’Higgins, Emiliano Arias, con una multa del 5% de su remuneración mensual por el tiempo de un mes, por diversas infracciones a la Ley Orgánica Constitucional del Ministerio Público y al reglamento interno institucional, en el marco de sus actuaciones en el caso Incendios.

Según establece el texto, Arias infringió el Reglamento de Personal para los Fiscales del Ministerio Público al no respetar el deber de guardar secreto de la información que toma conocimiento por razones de su cargo, al revelar en una reunión sostenida con las víctimas del incendio de Pumanque aspectos sensibles en cuanto al origen de los siniestros y a los posibles responsables de los mismos.

La resolución concluye que Arias cometió faltas administrativas al “ordenar en su calidad de Fiscal Regional, la apertura de oficio de una indagatoria criminal para investigar la grabación de una conversación sostenida entre él y las víctimas del incendio de Pumanque el pasado 1 de febrero”

Según el fiscal sumariante, Arias tenía una causal de inhabilidad al tener parte o interés en el caso, lo que no habría sido informado a su superior jerárquico. “Asimismo, la apertura de dicha investigación fue ordenada casi un mes después de los hechos, tras la denuncia administrativa realizada por la defensa de los ejecutivos de CGE el 24 de febrero, y no cuando se tomó conocimiento de ellos, lo que permite que se generen dudas respecto de una posible instrumentalización de la acción penal”.

Por eso, además, el Fiscal Nacional lo sacó de la arista penal de la grabación de las conversaciones, que fue reasignada al fiscal regional del Maule, Mauricio Richards. Sin embargo, Emiliano Arias sigue a cargo del caso Incendios, según aclaró la Fiscalía de Chile a través de su cuenta de Twitter.

El Fiscal Nacional también resolvió sancionarlo por no cumplir con la instrucción de abril de 2016 dirigida a todos los Fiscales Regionales del país, sobre entrevistas a medios de comunicación, “al pactar y otorgar múltiples entrevistas con distintos medios de comunicación, sin informar de ellas al Fiscal Nacional sobre la materia y fecha de las referidas entrevistas, no obstante tratarse de temas de trascendencia nacional“.

Al respecto, Jorge Abbott, señala que existe una falta de diligencia, a lo menos, “de carácter reiterada de parte del investigado, Emiliano Arias Madariaga, en orden a desconocer las instrucciones y lineamientos impartidos por el Fiscal Nacional respecto de la relación con los medios de comunicación”.