Duras acusaciones realizó el werkén del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, ante los anuncios de la Presidenta Michelle Bachelet y el perdón que pidió al pueblo mapuche en nombre del Estado chileno.

Para el dirigente, este perdón “no tiene efecto alguno. Por su característica, es simplemente para la autocomplacencia de la jefa de Estado y e esta manera seguir omitiendo su responsabilidad en el crimen de lesa humanidad cometido contra el pueblo mapuche y la confiscación de su territorio y recursos”.

“Un perdón efectivo y sincero debió ser resultado del esclarecimiento histórico de la Araucanía y del pueblo mapuche. Paralelamente, debió haber incluido un programa de resarcimiento e indemnización a las víctimas por el daño causado”, subrayó.

Huilcamán manifestó que “esperábamos un perdón bajo los parámetros de los derechos humanos” y aseguró que estos anuncios están basados “en las conclusiones de la mesa asesora presidencial que dirigió el obispo Héctor Vargas de la Araucanía. Ese texto tiene por objeto falsear la historia de la Araucanía, falsear la historia del pueblo mapuche y diluir los derechos colectivos que nos asisten”.

El dirigente también criticó el anuncio del Ministerio de Asuntos Indígenas, el que “no será más que una burocracia para mediar el conflicto del Estado chileno con el pueblo mapuche“.

“Paralelamente, ha señalado que habrá un consejo de pueblos indígenas, que no es más que un perfecto jardín infantil para entretener a los pueblos indígenas alejados del poder”, añadió.

“Los anuncios de la Presidenta me parecen un aprovechamiento a la fecha solemne, religiosa y cultural del año nuevo We Tripantu“, concluyó.