Serena Jameka Williams Price tiene su sitial guardado en la historia del tenis. A sus 36 años, tiene 23 títulos de Grand Slams y ha sostenido el primer lugar en el ránking mundial por más de 300 semanas. Pese a todas sus credenciales, la tenista norteamericana ha tenido que luchar día a día contra un duro enemigo: El sexismo en el tenis y la sociedad. “De pequeña tenía un sueño. Mi sueño no era como el de la mayor parte de los niños de mi edad. Mi sueño era ser el número uno del tenis mundial, no solo la mejor tenista mujer”, dijo una vez.

Hoy se encuentra fuera de las canchas, a solo meses de dar a luz a su primer hijo. En ese contexto recibió un duro ninguneo de parte del también estadounidense John McEnroe: “Si ella jugara en el circuito de hombres sería como la 700 en el mundo”, dijo el pasado domingo.

Las cifras de McEnroe en el tenis, aunque importantes, no están ni cerca que las de Serena. “En un día cualquiera, Serena podría derrotar a algunos jugadores. Lo creo porque ella es tan increíblemente fuerte mentalmente que podría superar situaciones en que los jugadores se ahogarían porque ella ha estado en tantas situaciones en Wimbledon, el U.S. Open, etc. Pero si tuviera que jugar el circuito, el circuito de hombres, eso sería una situación completamente distinta”, agregó.

La situación no es nueva. En el 2000, el mismo ex tenista dijo que cualquier jugador hombre podría derrotar a Serena o a su hermana Venus, también con un sitial guardado en el tenis.

Antes, en 1973, el tenista retirado Bobby Riggs desafió a un partido a la jugadora Billie Jean King. ANtes del partido, mostró todo su machismo: “La mejor manera de tratar a las mujeres es mantenerlas embarazadas y descalzas”, dijo. El partido lo ganó la tenista en tres sets.

Los dichos de McEnroe generaron polémica en el mundo del tenis, por su ninguneo a alguien que, sin dudas, pelea de igual a igual con Roger Federer al sitial de mejor tenista de la historia. Consultado sobre si quería disculparse, fue enfática: “No”.

“Querido John, te adoro y respeto, pero, por favor, mantenme fuera de tus declaraciones que no estén basadas en hechos. Nunca he jugado contra nadie clasificado de ‘allí’ ni tengo tiempo. Respétame a mí y a mi privacidad mientras trato de tener un bebé”, respondió Williams a través de su Twitter.