Numerosas críticas ha recibido Beatriz Sánchez luego de definir el Gobierno de Salvador Allende (1970-193) de “totalitario”.

En conversación con Revista Paula, la precandidata presidencial del Frente Amplio contestó a la pregunta de si se sentía cómoda con el modelo de Salvador Allende.

“No es lo mismo porque estamos en otro contexto. Yo prefiero un estado que no sea totalitario porque no creo en un estado totalitario, pero sí en uno robusto, que pueda emprender y mover la economía si no la mueve el privado”, consignó.

La respuesta generó una oleada de reacciones, principalmente en Twitter, donde la afirmación de la abanderada de Revolución Democrática y el Movimiento Autonomista fue vinculada principalmente al concepto de “ignorancia”.

Sin embargo, Sánchez reconoció que cometió un error porque “intenté responder adelantándome a eterna caricatura al FA y me equivoqué”.