Pocos días duró la ilusión para el tenis chileno en los pastos de Londres. Tras superar las rondas clasificatorias, los jóvenes Nicolás Jarry (182°) y Christian Garín (220°) debutaron hoy en el Grand Slam de Wimbledon, pero no pudieron superar a sus rivales.

Primero fue el turno de Jarry, raqueta número 1 nacional, quien en sets corridos cayó inapelablemente contra el experimentado francés Gilles Simon (36°) por parciales de 7-6 (4), 6-3 y 6-3 en poco más de dos horas de juego.

El nieto de Jaime Fillol fue de manos a menos en el encuentro, mostrando sus credenciales en la primera manga que llevó hasta la definición en el tie-break. La experiencia del francés -de 32 años- terminó pesando más y se llevo el primer set. El resto fueron más trámite dominados por Simon.

Después vino el turno del joven Christian Garín, debutante absoluto en Grand Slams. El “Tanque” dio una dura batalla contra el estadounidense Jack Sock (18°), pero termino cediendo por parciales de 6-3, 4-6, 7-6 (4) y 6-3.