“Chile sería muy distinto si hubiera muchos Marcelo Díaz dispuestos a asumir cosas que son clarísimas para todos, pero que se relativizan según las conveniencias de cada uno. El fútbol nos ha enseñado en el último tiempo que la solidaridad, el convencimiento en un proyecto y la competencia leal, sin trampas, es la única que puede dar resultados”.

Este es el mensaje que la directiva del Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales expresó a través de una emotiva carta enviada a El Mercurio, titulada “Competencia leal y sin trampas”.

La directiva -representada por Gamadiel García, Fernando Burgos y Luis Marín- luego puso como ejemplo al volante en cuanto a su actitud frente al error: “Marcelo Díaz tuvo la grandeza de dar la cara y pedir disculpas, pese a que se trata de una circunstancia de juego fortuita, algo que puede ocurrir y que se trata de un acto totalmente involuntario”.

“Qué ejemplo entrega Marcelo Díaz a muchas otras actividades del país, donde las equivocaciones ‘voluntarias’ son recurrentes, donde la mentira se ha hecho normal, donde los delitos se han convertido mágicamente en errores y donde ni siquiera hay un intento por reconocer lo que a ojos de todos es evidente”, agrega la misiva.

/ Agencia Uno

Y cita como ejemplos: “Cuando vemos a niños que no tienen herramientas para enfrentar la vida con una mejor educación, cuando vemos a políticos que creen como Maquiavelo que el fin justifica los medios y cuando hay un país que funciona con criterios europeos en algunos sectores y casi africanos en otros, producto de las desigualdades sociales, valoramos más a nuestro asociado que enfrenta las críticas y la presión de todo un país y es capaz de ponerse frente a las cámaras para pedir perdón”.

El sindicato termina diciendo: “Este puñado de jugadores que estuvo en Rusia es el símbolo -creemos- del Chile que todos soñamos: más humano, valiente y resuelto a enfrentar las adversidades por muy complicadas que estas sean”.