La diputada comunista Camila Vallejo denunció el caso de Andrea Neira, ex funcionaria de Carabineros que sobrevive vendiendo maquillaje en la calle con su hijo, tras ser despedida en medio de su fuero maternal.

Vallejo relató la situación ante la Cámara de Diputados, recalcando que “la Comisión médica central de Carabineros, tras un largo proceso, determinó la baja temporal de Andrea, dejándola sin sueldo, sin pago de previsión de salud, vulnerando absolutamente su fuero maternal”.

La parlamentaria agregó que, una vez nacido su hijo, “a Andrea se le negó el derecho a sala cuna y tampoco permitieron que su esposo, también funcionario de Carabineros, lo hiciera efectivo. Con estas acciones, Carabineros de Chile no sólo está vulnerando los derechos de madres y padres, sino el derecho de los niños y niñas”, argumentó.

La diputada recalcó que Neira y su esposo fueron víctimas de hostigamientos de parte de la institución, lo que causó la separación de ambos. Sin sueldo y sin previsión, Neira perdió su departamento y todos sus bienes fueron embargados. “Quedé con mi cama, mi refrigerador y la cuna de mi hijo”, relató la ex carabinera.

Vallejo recalcó que esta no es una situación aislada al interior de la institución: Existen muchos antecedentes que muestran cómo Carabineros de Chile utiliza la Comisión médica para desvincular a mujeres embarazadas y vulnerar su derecho a fuero maternal, lo que atenta directamente con los derechos laborales actualmente vigentes en Chile”, sentenció.

La parlamentaria pidió oficiar al Ministerio del Interior y la Contraloría General de la República, recalcando que el Alto Mando de Carabineros debe modificar esta realidad cuanto antes.

“Las mujeres no pueden vivir con el miedo de que un embarazo o un hijo será considerado “un problema” por parte de los empleadores y ninguna institución puede estar por sobre las leyes que hemos establecido para procurar el bienestar de las trabajadoras y trabajadores“, argumentó la diputada del PC.