Una pelea entre algueros terminó con un incendio a una mediagua y dos ciudadanos peruanos quemados de gravedad, quienes se mantienen internados en el Hospital Regional de Antofagasta.

Los peruanos Juan Nelson Jiménez Ninaja y José Luis Díaz Ninaja trabajaban en la extracción de algas desde hace cinco años en la playa Quebrada Honda, ubicada en la comuna de Tocopilla, lugar donde también se ubicaba la mediagua que habitaban.

Fiorela Jiménez Ninaja, hermana de uno de los afectados, denunció que ambos eran constantemente hostigados y que fueron víctimas de xenofobia. Además, relató que hace unos días los hombres enfrentaron problemas por no contar con permiso para dicha faena y desde ese momento, empezaron los hostigamientos también a sus familiares, consigna América Noticias.

Según informó La Estrella de Tocopilla, el hecho ocurrió el pasado lunes en la caleta de la playa mencionada. “Hay unas presunciones donde existe la posibilidad de que un chileno haya provocado el incendio a una de las cabañas y al intentar apagar este incendio, estos dos ciudadanos peruanos resultaron con quemaduras graves”, señaló Mario Huentelemu, comisario de la Policía de Investigaciones (PDI) de Tocopilla.

Sin embargo, el hecho y sus causas siguen sin aclararse. Medios peruanos señalan que, ante las amenazas, Jiménez y Díaz decidieron volver a Tacna –su ciudad de origen– y cuando retiraban sus pertenencias de su casa prefabricada, una turba los atacó y luego les rociaron combustible, consigna Publimetro Perú.

En tanto, el pasado miércoles el comisario de la PDI Mario Huentelemu explicó que mientras se investigaban los sucesos pudieron comprobar que la persona detenida “era inocente de los hechos que se le estaban imputando”, consigna La Estrella de Tocopilla.

Huentelemu además agregó que “las dos personas que se fueron trasladadas desde el Hospital Marcos Macuada hasta el Hospital Regional, fueron los causantes del incendio (…) Conforme a los mismo dichos de sus parientes, se les habría escapado de las manos el inicio del incendio y se habrían quemados ellos mismos”.

Luego de conocer este caso, la Cancillería peruana anunció que coordina ayuda y protección para los afectados. En tanto, el Embajador de Chile en Perú ofreció la total colaboración de las autoridades y pidió al Cónsul General del Perú en Santiago de Chile solicite una investigación a fondo a las autoridades chilenas y que se presten las seguridades del caso, consigna RPP Noticias.