Un gesto de solidaridad. El plantel del Athletic de Bilbao decidió brindarle una señal de apoyo a uno de sus compañeros, Yeray Álvarez, quien sufre de cáncer al testículo.

El joven defensa, de solo 22 años, recayó de su enfermedad hace tres semanas y se encuentra iniciando su tratamiento con quimioterapia.

Por ello, el plantel completo decidió raparse la cabeza en un gesto de solidaridad con Álvarez y posó en una fotografía que ya recorre el mundo.

Óscar De Marcos, uno de los jugadores del plantel, se refirió al gesto colectivo del equipo, asegurando que “teníamos que tener un detalle con nuestro compañero y amigo, queríamos que el se sintiera lo mas cómodo posible aquí. Siempre hemos dicho que este equipo es una cuadrilla, pero nos solo hay que decirlo. Aquí nos tiene para todo. Fue idea colectiva, partió de ver que Yeray se cortaba el pelo. Hemos esperado a que él pudiera venir”.