Conmoción generó la muerte de un hombre identificado como Cristián Espinoza, de 38 años, quien fue acusado de robar un celular a bordo de un bus del Transantiago.

De acuerdo a los antecedentes preliminares entregados por Carabineros y testigos, el sujeto fue perseguido, amarrado con los cordones de sus zapatos y golpeado hasta la muerte en la comuna de La Florida.

Sin embargo, la fiscal en flagrancia, Patricia Villablanca, contradijo esta versión y descartó la posibilidad de linchamiento ya que el cadáver no contaba con heridas visibles en su cuerpo.

Todo esto a pesar de contar aún con el informe que entregue el Servicio Médico Legal (SML), que podría arrojar heridas internas que le causaron la muerte.

Además, la persecutora aseguró que la detención ciudadana “sería ajustada a derecho, sería legal” por lo que no existen imputados sobre el caso.