Los resultados de esta semana de la encuesta Cadem arrojaron que Beatriz Sánchez superó a Alejandro Guillier, con una distancia de seis puntos de diferencia.

Así, Sebastián Piñera subió ocho puntos, llegando al 30%, y Sánchez alcanzó el 15%, cuatro puntos más que la encuesta anterior, lo que la dejó en el segundo puesto de preferencia. Guillier, en tanto, quedó en tercer lugar con un 9%

Ante este escenario, el senador independiente acusó una “manipulación de la opinión pública” por parte de las empresas que realizan los sondeos.

“Yo no voy a hacer suposiciones de intenciones, pero las encuestas se usan para generar estados de opinión, para subir candidatos y bajar candidatos, poner temas. Hay una manipulación de la opinión pública”, sostuvo en conversación con Tele13 Radio.

Para ejemplificar su afirmación, Guillier mencionó el caso de las pasadas elecciones del 02 de julio, donde “a Ossandón le daban una votación ridícula y siempre a la baja”, y finalmente obtuvo el segundo lugar con un 26% de las preferencias del bloque Chile Vamos.

“Se demostró en primarias lo que estoy diciendo hace meses”, insistió, y con respecto a los resultados obtenidos en su caso señaló que “yo lo descarto (el estancamiento), creo que va a haber muchas sorpresas cuando vengan las elecciones, igual que las hubo aquí en primarias”.

De este modo, Guillier señaló que “en Chile no hay ninguna empresa encuestadora que me dé seriedad, porque no puede ser que haya tanta distancia entre unas y otras”, aludiendo a las diferencias con respecto a los resultados arrojados por otros instrumentos como la encuesta Adimark –que a comienzos de junio lo ubicó en el segundo lugar con un 21%, lejos del 11% alcanzado por Sánchez.