Siguen las repercusiones del polémico fallo de la Corte Suprema de ayer, que decidió rebajar la condena para Mauricio Ortega al recalificar la agresión que le hizo a Nabila Rifo de “femicidio frustrado” a “lesiones graves”. Con esto, el agresor vio rebajada su condena en 8 años.

La decisión fue con el voto disidente del ministro Milton Juica, quien en sus argumentaciones recabó en que el fallo original ya había establecido la “intencionalidad homicida” de Ortega y que él hizo todo de su parte para que la muerte de Nabila se consumara, por lo que se debe establecer el femicidio frustrado.

La misma opinión que manifestaron hoy tanto el fiscal nacional Jorge Abbot como el fiscal de Aysén, Pedro Salgado, quien llevó la causa.

“Nuestra convicción es que efectivamente hubo dolo homicida por parte del autor, así lo sostuvimos ante el Tribunal Oral y así los indica el fallo y el voto de minoría de la Corte Suprema, del ministro Milton Juica. Respetamos los fallos de los tribunales, pero tenemos la convicción que el autor actuó con el dolo de provocar la muerte de Nabila”, aseguró Abbot.

El fiscal nacional Jorge Abbot cuestionó el fallo de la Suprema / Agencia Uno

Misma opinión tuvo Salgado, el persecutor a cargo de la causa: “Nuestra convicción siempre fue que se atentó contra la vida de Nabila Rifo con el objetivo de causarle la muerte. La Fiscalía siempre sostuvo, ante las distintas instancias, que se trató de un femicidio frustrado. Ella estuvo casi un mes en estado de coma, tras recibir múltiples golpes en su rostro que la obligan a llevar decenas de tornillos en su cara, que dan cuenta que la intención siempre fue la de provocarle la muerte”.

Además, el fiscal de Aysén llamó la aatención a que “todavía nos falta como país para poder avanzar en una legislación que se acerque más a los estándares internacionales que hay sobre la materia”.