La Corte Suprema confirmó el fallo dictado por la Corte de Apelaciones de Santiago, que rechazó el recurso de protección que dos internos de Punta Peuco presentaron en contra de la presidenta Michelle Bachelet.

A través de esta acción judicial, René José Cardemil Figueroa y Marcelo Castor Mendoza –quienes cumplen condena dentro del recinto penitenciario– buscaban que se declarara ilegal y arbitraria “la tardanza inexcusable en el pronunciamiento sobre las peticiones de indultos particulares” de la mandataria.

Sin embargo, en un fallo unánime, la Tercera Sala de máximo tribunal–integrada por los ministros María Eugenia Sandoval, Juan Eduardo Fuentes, Carlos Aránguiz y los abogados (i) Leonor Etcheberry y Arturo Prado– descartó que el actuar de la mandataria sea arbitrario.

“No se aprecia ilegalidad en el actuar de la recurrida, toda vez que se constata que ésta se ha ceñido en su actuar a la normativa vigente como tampoco arbitrariedad, toda vez que conforme se aprecia de la carta de respuesta emitida el 17 de marzo del presente año por el Ministro de Justicia, en ésta se exponen las razones fundadas de la demora en otorgar la respuesta requerida, dando cuenta asimismo de las medidas adoptadas a efectos de darle la tramitación correspondiente a las solicitudes respectivas”, sostiene el fallo.

La resolución agrega que: “conforme a lo anteriormente expuesto, el presente recurso de protección no está en condiciones de prosperar debiendo ser rechazado”.