Pese al revés sufrido por el proyecto que despenaliza el aborto en tres causales en la Cámara de Diputados, durante su tercer trámite en el Congreso Nacional, la última encuesta Cadem mostró que un 70% de la población está a favor de la iniciativa.

La propuesta pasó a comisión mixta después de que no se alcanzara el quórum para aprobar las modificaciones hechas en el Senado. Sin embargo, las diferencias establecidas por los parlamentarios con el proyecto no son compartidas por la mayoría de la población: según el estudio, un 74% de los chilenos cree que las mujeres tienen derecho a abortar en caso de violación, una de las causales más cuestionadas por los políticos.

Además, un 76% de los encuestados respalda la idea de despenalizar la interrupción del embarazo en caso de riesgo de salud para la madre, mientras que la causal de inviabilidad fetal alcanza un 72% de apoyo.

La encuesta también consideró opciones que no están contempladas en el proyecto impulsado por Michelle Bachelet, como la posibilidad de que el bebé nazca discapacitado, lo que contó con un 56% de rechazo y un 40% de apoyo. Frente a la opción de abortar por dificultades económicas que harían compleja la la mantención del nuevo hijo, un 77% se mostró en desacuerdo y un 22% a favor.

Según la medición de Cadem, desde la última medición realizada en junio pasado, el apoyo al proyecto aumentó en un 4%, mientras que el rechazo bajó en un 3%.