Fue en verdadero fenómeno en las primarias, con más de 370 mil votos que incluso superaron la votación de todo el Frente Amplio.

Pero pese a eso y su importante arraigo en comunas de sectores populares, Manuel José Ossandón estuvo lejos del ganador Sebastián Piñera el pasado 2 de julio. Hoy, el senador entrega su primera entrevista tras la derrota a El Mostrador, en una extensa y reveladora conversación.

“Sabía que iba a perder, es imposible ir en contra de los poderes económicos, pero había que marcar un punto y lo hice”, dice tajante sobre su participación en las primarias, la que en algún momento estuvo en duda. Para el senador, “la derecha debe demostrar su compromiso con la democracia y las instituciones”, por lo que decidió participar y no ir directo a primera vuelta.

Aún así, dice que le terminó afectando en su candidatura “ir contra del establishment, de la derecha y del empresariado”. “Fue una pelea de David contra Goliat”, agrega.

Pese a que muestra orgulloso sus cifras en comunas populares de Santiago -80% en Puente Alto, 70% en La Pintana, por ejemplo- reconoce que su mensaje no pudo llegar a todo el mundo, especialmente en las regiones. “A mi candidatura le hizo daño la falta de recursos para poder recorrer más el país y lograr que la gente conociera mis posturas y mis visiones. Mucha gente nunca llegó a conocer mis posturas“, afirma.

Sobre su relación de ahora en adelante con el candidato de Chile Vamos Sebastián Piñera, Ossandón se explayó ampliamente. Insistió en que no llamará a sus votantes a apoyar al ex presidente porque “yo no soy el dueño del voto de nadie. Llamar a votar por un candidato presidencial es algo que tiene cero efecto electoral”.

En la campaña, el tono de Ossandón y las acusaciones contra el ex presidente terminaron siendo las cosas más difundidas, como “el no te declararon reo por lindo”. “Jamás diría algo en una campaña que no pienso”, asegura y continúa: “No somos amigos. Difícilmente podría decir que tenemos una relación”.

Consultado sobre si va a respaldar la candidatura de Piñera ahora, asegura “este es el momento de Sebastian Piñera, yo me haré a un lado”. Consultado varias veces sobre qué quería decir, el senador insistió en decir “yo me voy a hacer un lado”.

Eso sí, reconoció que su equipo, específicamente su abogado Víctor Ríos, está conversando con Andrés Chadwick, generalísimo de la campaña del ex mandatario. “Hoy la pelota está en manos de Chadwick y del comando de Piñera (…) A mí me interesa, y a lo que todo mi equipo le interesa, es que muchas de nuestras propuestas sean parte del programa de Chile Vamos”.

A su vez, el senador descarta participación en el comando de Chile Vamos porque “el ex presidente Piñera no necesita ayuda para ganar la elección”. Pese a eso, hace un claro llamado a tomar sus propuestas, como la reforma a la Ley de Pesca aprobada durante la administración del propio Piñera. “Chile Vamos tiene que entender que nuestra sociedad está intranquila y esa intranquilidad obedece a quienes han abusado del sistema, a los que se han movido entre lo legal y lo incorrecto. Nuestra respuesta debe ir por condenar las malas prácticas y entender, de una vez, que la macroeconomía no es la que soluciona todo”, dice.

Ossandón no pierde su estilo, pese a todo: “Descarto categóricamente ser ministro de Piñera. En mi campaña mostré diferencias profundas en mis principios y en mis valores, los que seguiré defendiendo con la misma vehemencia”, afirmó.