Al interior de Chile Vamos se vive un ambiente de tensión. Los partidos del conglomerado se encuentran en conversaciones para conformar la lista única parlamentaria que competirá en las elecciones de noviembre, pero la negociación de los cupos que se asignará a cada partido no tiene conforme a Evópoli.

La noche del pasado lunes las cuatro colectividades que integran el bloque –UDI, RN, PRI y Evópoli– se reunieron y la UDI presentó una propuesta para llenar los 183 cupos de aspirantes a la Cámara de Diputados, que desde 2018 estará integrada por 155 parlamentarios. La presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, propuso asignar 78 cupos para el gremialismo, 75 para Renovación Nacional, 20 para Evópoli y 10 para el PRI.

La iniciativa generó molestia en el presidente de Evópoli, Francisco Undurraga, ya que el partido aspiraba a 48 cupos, y ante ese escenario, abandonó la reunión para reunirse de emergencia con el resto de la mesa de su colectividad y analizar la situación.

Evópoli no ha aceptado la propuesta y el conglomerado no ha llegado a un acuerdo aún, sin embargo, la negociación se encuentra contra el tiempo ya que el candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, dio plazo hasta el domingo 06 de agosto para que se defina la decisión.

Esta mañana, Undurraga se refirió a la situación que se vive al interior del bloque y criticó la forma en que se está desarrollando la negociación. “La centro derecha no está acostumbrada al diálogo, está acostumbrada a ser bien monolítica”, afirmó en entrevista con Radio La Clave, y agregó que “no estamos en los ’90, no es binominal. La UDI está convencida de que el sistema sigue siendo igual y que se reparten los territorios miti mota y ya no existe eso”.

El presidente de Evópoli además recalcó que a su sector “le gusta el mercado y la competencia, pero para otros y no para ellos”. “Los diputados UDI rasgan vestiduras cuando tienen que votar leyes pro mercado, pero cuando tienen que competir ellos o cuando el partido tiene que dar un test ácido en la ciudadanía, no están dispuestos”, criticó.

Renovación de la centro derecha

En medio de comparaciones con el mercado y metáforas de oferta y demanda, Undurraga también ahondó en las diferencias que existen dentro del conglomerado en temas como el matrimonio homosexual, del que Evópoli es partidario, y señaló que se deben construir acuerdos y que “hay que generar el bien común”.

Yo he conversado con mucho UDI antiguo y me dicen ‘qué fantástico que estén ustedes, sino mis niños estarían en el Frente Amplio’, pero nosotros no entramos para retener a los hijos de la UDI, entramos para renovar la centro derecha“, señaló.

Undurraga recalcó que, desde su visión, el proyecto de Chile Vamos es una a largo plazo y que su propósito es “reencantar la política y a las personas que se sentían representadas con algunas ideas de la derecha pero no con los partidos tradicionales, ese es nuestro valor”.

Por eso, señaló que todos sus miembros deben abrirse a entender las posturas de los demás partidos y llegar a acuerdos, para formar una real coalición política y no sólo un pacto electoral.

“Y bueno, nadie está oblgiado a asistir a una fiesta donde no lo han invitado y si no están cómodos con nosotros, bueno, tendremos que ir a buscar nuestro destino a otro lado”, señaló, aunque recalcó que su primera opción es la unidad y mantenerse en Chile Vamos.

Mira la conversación acá: