Un hito histórico tuvo lugar este 28 de julio en el ámbito de los trabajadores públicos, al culminar la XX Asamblea Nacional ANEF 2017, con la decisión de ratificar su participación en la Coordinadora de Trabajadores/as No + AFP, asumir como propia la Propuesta previsional de esta instancia, y sumarse con todo al Plebiscito los días 29 y 30 de septiembre y 1 de octubre.

Efectivamente, uno de aquellos temas trascendentales que estaban puestos desde hace meses sobre la mesa era el rumbo que debía tomar la ANEF en esta materia, en que no bastaba con afirmar que la ANEF siempre, desde la instauración del sistema de capitalización individual en 1981, con Tucapel Jiménez a la cabeza, había sido una de las organizaciones sindicales más señeras en el combate contra las AFP, ni que habíamos tenido grandes logros en la demanda de solución al daño previsional con sucesivas leyes que establecieron bonos al retiro, gracias a los cuales se favorecieron y favorecerán miles de trabajadores de nuestro sector. Había que pasar a una nueva fase en la lucha por el restablecimiento del derecho a la previsión.

Era la hora de la verdad y la tensión estaba instalada al interior del Directorio Nacional. Por una parte, desde la Vicepresidencia de Previsión y Seguridad Social y el Consejo Previsional de la ANEF, se instaba a avanzar en la demanda por un nuevo Sistema de Reparto Solidario de la mano de la propuesta de la Coordinadora No + AFP y por otra, los militantes PC-PS, que se negaban a dar el paso hacia la fase estructural en la lucha por pensiones dignas, complicados con el proyecto de ley anunciado por el gobierno, que “debía ser valorado en su mérito”, afirmaba su timonel.

El proyecto que se presentará y que no se conoce en detalle, si bien es un avance generado a raíz de las presiones del movimiento social que irrumpió hace un año, logrando el aumento de la cotización de cargo del empleador en un 5% y un porcentaje mínimo de Reparto, a la vez deja incólume el actual Sistema de Capitalización Individual que seguirá lucrando con nuestros ahorros previsionales, con un escuálido impacto en el aumento de las pensiones en el presente y mediano plazo.

En esta línea, ya la Asamblea Nacional de la ANEF de mayo de 2014 se había pronunciado frente al anuncio gubernamental de crear una AFP estatal como medida para solucionar el problema previsional, rechazando de plano la figura de capitalización individual, ya sea fuera administrada por un ente privado o uno estatal, puesto que la demanda de la ANEF sólo se satisfacía con un Sistema de Reparto Solidario y junto con esta importante definición, que reflejaba su autonomía respecto del gobierno, se tomó la decisión de integrar la Coordinadora Nacional de Trabajadores/as NO + AFP. Y a pesar que en el camino el Directorio Nacional presidido por Raúl de la Puente retiró su participación de esta instancia, la mayoría de las ANEF regionales siguieron haciéndolo, asumiendo vocerías y la conducción en las movilizaciones.

Este nuevo Directorio Nacional, asumido en enero del 2017, tras varios meses de eludir la discusión, hacía evidente que había que llevar el debate a la Asamblea Nacional. Sin embargo, no fue fácil instalar el tema, ya que existiendo acuerdo desde el Directorio Ampliado, que reúne a todos los presidentes/as ANEF de las 15 regiones más los Directores Nacionales, de abrir la Asamblea con un Seminario previsional, dicho compromiso no se ejecutó, y en vez de focalizar dentro de los temas importantes el previsional, se superpuso en el programa uno más amplio como lo era el de la Seguridad Social. Otro problema fue programar un Seminario internacional y otro con personeros de Gobierno que ocuparon largas jornadas de los tres días de Asamblea, lo cual dejó poco tiempo para el trabajo de comisiones, espacio donde se da la verdadera discusión que importa a los trabajadores públicos.

No obstante, la presencia del vocero de la CNT No + AFP, Luis Mesina, fue clave para hacer claridad entre los asambleístas de lo que significaba la apuesta de tener una propuesta previsional construida desde las esperanzas de los trabajadores y pensionados, y basada en serios estudios hechos por connotados profesionales en el área de la economía y las ciencias sociales. Esta intervención, fue aclamada por los asistentes y se esfumaron miedos y prejuicios instalados artificialmente para sumarse entusiastas al desafío de comenzar a transitar el camino de la lucha estructural por el Reparto Solidario, basado en los principios de la Seguridad Social.

Así las cosas, en base a la minuta y al voto político que elaboraron el Consejo Previsional de la ANEF, instancia amplia que reúne dirigentes y trabajadores activos y pasivos de diversos servicios públicos, se sostuvo un debate apretado en el tiempo, e intenso en contenidos, en que los argumentos de sumar a la ANEF de manera activa y con liderazgo propio dentro de la CNT No + AFP, junto con hacer nuestra la propuesta de un nuevo Sistema de Reparto Solidario, con financiamiento tripartito, de administración pública, y con un Fondo de Reserva Técnica, elaborada por la CNT No + AFP, y llamar al Plebiscito para decidir si se está por un Sistema de Capitalización Individual o uno de Reparto Solidario, donde se termine con las AFP, primó por sobre cualquier otra consideración partidista o alejada de los intereses de las y los trabajadores.

Fue la hora de la autonomía, sacar adelante esta estratégica definición, ya que las AFP son eficaces entregando capitales frescos para el mercado financiero, pero no para entregar pensiones dignas, lo que en el sector de capas medias al que representa la ANEF es una muy dura y dolorosa evidencia, ya que después de alcanzar un relativo buen estándar de vida, se asiste a una franca caída en la situación socio económica llegado el momento de jubilar. Conquistar este derecho sin lugar a dudas será liberador para la gente de esfuerzo que hoy ve con esperanzas el nuevo rumbo que toma su Confederación.

Un reconocimiento a los dirigentes de base que cumplieron con su deber ético, con conciencia del esfuerzo, de poner al centro los intereses de los trabajadores públicos. Ahora a ocuparse de la siembra, que el sol asoma anunciando un nuevo amanecer y el fin de la oscuridad, dando a conocer la Propuesta de un Nuevo Sistema Previsional para Chile a miles de trabajadores y convocando a votar en el Plebiscito del 29 y 30 de septiembre y 1 de octubre de este año, en que nacerá la primavera para los constructores de la riqueza material y moral de nuestro país.


Vicepresidenta de Previsión y Seguridad Social ANEF