En 2016, las distintas Cortes de Apelaciones del país registraron al menos cinco fallos favorables a afectados por difamación en Facebook, y que obligan a . Esta cifra representa un alza importante en los pronunciamientos de los tribunales de segunda instancia con respecto a esta temática, que se ha hecho más común durante los últimos años.

Según información del sitio del Poder Judicial, hasta fines de la década pasada las cortes dictaban, en promedio, un fallo al año relacionado con el tema. En contraste, pasado el 2010, los recursos resueltos se triplicaron y comenzaron a aparecer acciones legales que aluden a Facebook como el principal canal por el cual se difama a las personas.

“El aumento de casos va de la mano con el mayor acceso a las redes sociales y la facilidad de exponer la vida privada de la gente”, explicó Sergio Norambuena a La Segunda, quien es abogado especialista en estas causas.

El abogado explica que lo que debe hacer una persona que se sienta afectada por esta situación es presentar un recurso de protección, ya que tienen un plazo acotado de tramitación e implica una resolución efectiva de parte de las cortes de borrar la publicación cuando el fallo es favorable.

Sin embargo, destaca que este se da cuando “la libertad de expresión choca con la intimidad u honra de las personas” y que “las Cortes están acogiendo las causas cuando efectivamente hay una vulneración”.

Por otra parte, Alex Martínez, quien es académico de Derecho Penal de la Universidad de Los Andes, explicó que la tendencia a difamar por redes sociales se ha dado porque “internet o cualquier plataforma de este tipo da la sensación de impunidad, de que se puede decir lo que quiera porque se actúa bajo la libre expresión de ‘mi espacio’, pero no se puede transgredir el derecho de otras personas”.