Sra Directora:

En caso de que no esté enterado, quiero informarle que esta semana murió una joven de 15 años quien fue drogada y violada el pasado martes 22 de agosto en Quinta Normal, hecho que fue difundido por prensa y condenado de forma transversal en el país.

Este lunes 28 de agosto en la madrugada, Canal 13 se refiere nuevamente a la terrible noticia, solo que esta vez el desarrollo termina en cómo la Internet y las redes sociales son un peligro para los niños en la casa y los cuidados que deben tener los padres sobre estos.

Dentro del desarrollo de la noticia anterior existen dos errores. Primero, olvidan que la víctima fue una joven mujer y que los hechos de esta índole no ocurren de igual manera al género masculino como al femenino, sino que ocurren por sobre todo a este último. Segundo, Internet es una herramienta que, al igual que todas, solo dañan cuando quien las usa tiene este fin.

¿A que voy con lo anterior? El canal trivializo el hecho como a quien lo estafan por Facebook al comprar cualquier artículo y ahí está el problema, la culpa no es de Adriana ni su familia o Internet, es del machismo. Las mujeres han sido históricamente violentadas en el mundo privado, excluidas de todos los espacios públicos, llámense política, estudios e investigación y una vez dentro de estos, vuelven a sufrir violencia por parte del género masculino. Hoy vemos como el peso de las conductas sociales se trasladan a la Internet, usando este medio para replicar la violencia sistemática contra las mujeres, difundiendo contenido de sus vidas privadas, fotos íntimas, creando grupos especiales en donde se les acosa y finalmente como medio para violentarlas.

A Andrea la mato el machismo, no la Internet, este fue solo un medio para canalizar la violencia sistematizada de nuestra sociedad hacia una joven que tenía toda una vida por delante. A los medios de comunicación y a la población le hace falta identificar al enemigo en todos estos casos y dejar de hacer oídos sordos a los miles de gritos de mujeres agredidas. Esto es el patriarcado, esto es machismo, esto es violencia de género y esta no acabará mientras sigamos pasando por alto cualquier forma de este.

Si controlamos con quien habla y sale nuestra novia somos machistas, si pensamos que todas las mujeres quieren tener relaciones con nosotros y siempre deben estar dispuestas somos machistas, si le sacamos fotos a mujeres en la calle con un fin sexual somos machistas, si opinamos sobre el aspecto de una mujer a la que no conocemos somos machistas, si pensamos o hacemos acciones que estén vistas desde el punto de vista masculino, que estén hechos para el goce de nuestro género y que pasen a llevar la dignidad y la libertad de la mujer somos machistas.

Si usted es un entendido en el tema, notará que no he inventado la pólvora dentro del feminismo. Solo escribo estas palabras con el fin de criticar la forma de comunicar de los medios y convencer a algún alma humana para poder cambiar el mundo de la violencia en que vivimos.