El estudiante J.A.S (14) del Colegio Enrique Cárdenas Rivera de Reñaca Alto se encuentra internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Carlos van Buren de Valparaíso. Llegó al recinto con riesgo vital tras ser agredido por uno de sus compañeros al interior del recinto educacional.

Claudia Salas, madre del niño, relató a la Estrella de Valparaíso que el ataque se produjo el pasado miércoles, luego de que el joven respondiera a una de las ofensas por efecto del bullying. Recibió un puntapie en la cabeza por parte de unos de los estudiantes y la agresión continuó en el patio del colegio con la participación de otros.

El estudiante y sus agresores cursan Octavo Básico en la escuela dependiente de la Corporación de Viña del Mar.

“Cuando me llaman, me avisan que mi hijo estaba en una camilla, vomitando y con dolor de cabeza”, señaló la madre, contando que no supieron la gravedad de las lesiones hasta la madrugada del jueves, cuando el niño tuvo que ser llevado de urgencia al Hospital Gustavo Fricke.

Los padres del menor tuvieron que insistir durante horas para que los profesionales accedieran a realizarse un escáner, dado que su dolor persistía. El examen arrojó hemorragia y tuvo que ser trasladado rápidamente al Van Buren, hasta donde llegó en coma.

En el lugar, el adolescente fue operado de urgencia y sufrió un paro cardíaco: “Los doctores me dijeron que lo más probable es que mi hijo muera. Y si llega a vivir tendrá secuelas”, reconoció Claudia Salas.

La familia del estudiante asegura que el ataque ocurrió en presencia de otros alumnos, apoderados y funcionarios y que nadie hizo nada por detenerlo. El niño solo recibió ayuda de una asistente social, que visitaba el colegio y lo llevó hasta un consultorio cercano. Los padres ya anunciaron que interpondrán una demanda contra el agresor, el recinto educativo y el Hospital Gustavo Fricke.