El huracán Irma recuperó su fuerza y volvió a ser calificado en categoría 5 previo a azotar las costas al noreste de Cuba, donde avanzó con un potencial destructivo incalculable.

El mayor huracán registrado en la historia del océano Atlántico y el primero con esta magnitud en hacerlo en las costas cubanas desde 1923 generó importantes daños en el achipiélago de Camagüey.

Ahora, el poderoso fenómeno atmosférico se dirige a paso firme para azotar el estado de Orlando, EE.UU. donde ya se han evacuado a 5,6 millones de personas.

Se espera que Irma llegue a Estados Unidos por Tampa o Miami al anochecer y avance por la costa suroeste de Florida a partir de la madrugada del domingo, donde los peores escenarios auguran que el mar se desborde tierra adentro y deje bajo el agua centenares de hogares.