Emplazando al abanderado derechista José Antonio Kast, a dejar de hacer apología a la dictadura sangrienta de Pinochet, el candidato presidencial Alejandro Navarro junto a Pablo Sepúlveda, nieto de Salvador Allende, criticaron duramente las polémicas propuestas que buscan retirar la estatua del Presidente mártir de la Plaza de la Constitución y ampliar la cárcel de Punta Peuco.

Al respecto, Sepúlveda Allende expresó “que el candidato Kast tenga como propuesta retirar la estatua demuestra por un lado, su decadencia moral, pues la figura de Salvador Allende es respetada y admirada en todo el mundo. Cientos de calles, plazas, hospitales, escuelas, y universidades llevan su nombre; en cambio, ningún espacio público recuerda la figura del dictador Pinochet. En el mundo entero únicamente los neonazis perturbados mentalmente se atreven a revindicar su figura públicamente”.

Por su parte, el presidenciable de Partido País, Alejandro Navarro, indicó que “Kast quiere posicionarse como el representante de la extrema derecha, de los ex militares que participaron activamente en la dictadura. Y quizás, quiera retirar la estatua de Allende, para instalar la de un dictador como Pinochet. No me sorprendería, puesto que fue proclamado por violadores de los derechos humanos, mientras entonaba la estrofa infame de nuestro himno nacional. Y, en ese sentido él debe dejar de hacerle apología a la dictadura y a toda la masacre que esta dejó en Chile”.

Agregó que “según Kast, él está entregando estas iniciativas para alcanzar la reconciliación, pero lo que en realidad está haciendo, es escarbar en las brasas de un fuego que todos queremos que se apague, para poder avanzar unidos como país, ya que les está faltando el respeto, se está riendo de miles y miles de chilenos y chilenas que sufrieron los embates de una sangrienta dictadura”, recalcó.

Para Navarro, “son miles los casos de detenidos desaparecidos, cuyas familias no han podido encontrar descanso, simplemente por haber apoyado a un presidente como Salvador Allende, quien fue democráticamente electo y que Kast no quiere reconocer, desvirtuando la historia de una manera aberrante”.

Pablo Sepulveda, expresó que “por otro lado, que el mencionado candidato de la derecha que, por cierto, cuyo padre fue un oficial nazi que huyó cobardemente cuando el Ejército Rojo de la URSS derrotó a Hitler para el bien de la humanidad; tenga ese tipo de propuestas para el país, demuestra la  pobreza de su contenido programático. Su propuesta solamente busca un efecto mediático por lo polémico y ofensivo de sus absurdas propuestas”.

Continuó señalando que “Kast debería asumir el desafío con mayor responsabilidad y compromiso con el país entero, con propuestas serias que vayan encaminadas a mejorar las condiciones de vida de las grandes mayorías en vez de seguir representado a la minoría privilegiada que históricamente ha usurpado las riquezas del país”.

El abanderado dijo que “el diputado admira a quienes quemaron libros y persiguieron a escritores y artistas, que exiliaron a los intelectuales de este país. Por ello no logra entender el dolor profundo que causa con sus dichos; tenemos a una Presidenta en La Moneda cuyo padre fue General de Aviación, torturado y asesinado”, agregó.

Navarro recordó que, “hay estatuas de Allende en todo el mundo, en plazas de capitales y eso, sin duda, no podrá borrarlo. Le faltaría vida a Kast para derribar todas las estatuas, pues la semilla que sembró el presidente mártir sigue dando sus frutos, pero quienes apoyaron la dictadura parecen tener amnesia, entre ellos muchos amigos de Kast”.

Añadió que “nos nos engañemos; lo más probable es que el zar de los paraísos fiscales sea quien progrese a segunda vuelta por su sector, por lo que Kast está aspirando a tener un voto que le permita negociar para el futuro, debido a que los analistas indican que la extrema derecha a la que apunta, podría entregar entre un 3 y un 5% de los sufragios”.

El candidato de País recalcó que “Pinochet buscó borrar a Allende; hacerlo desaparecer; destruir sus ideas, pero jamás pudo hacerlo, porque el legado de Allende está en el corazón y en las mentes de millones de personas por todo el mundo”.