El vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Adolfo Ibáñez, Felipe Cabrera, compró a principios de año el cuadro con la imagen de Salvador Allende.

Y a propósito de un nuevo aniversario del 11 de septiembre, estudiantes de la casa de estudios decidieron ingresar a la oficina de la federación, tomar la imagen y dejarla afuera en el suelo junto a una picota y restos de pasto. Según publica hoy The Clinic, testigos dicen que algunos alumnos le lanzaron monedas al lugar.

Foto: The Clinic

La situación generó una mini crisis al interior de la UAI. Tanto, que Cabrera puso su cargo a disposición tras conocer los hechos y asumió la responsabilidad como quien compró el cuadro. “Alguien sacó el cuadro esta mañana, le tiró una picota encima y restos de pasto, en alusión a la Reforma Agraria. Es una broma de muy mal gusto, sobre todo en esta fecha, y dejamos muy mal parada a la universidad”, aseguró el vicepresidente de la Federación.

“En lo personal, creo que lo que pasó en Chile fue una dictadura, no puedo estar burlándome ni a favor de esta situación. Estamos pasando a llevar a mucha gente. Sé que hay gente sufre este día y por eso he pedido disculpas y decidí dar un paso al costado”, agregó el estudiante.

Andrés Ginestar, presidente de la federación, también condenó la situación y aseguró que “no seremos tolerantes con aquellos que nos insultan agrediendo con palabras violentas” “Están faltando a la verdad cuando aseguran que nuestra Federación es defensora de la dictadura”, agregó, en referencia a su propia experiencia. Su abuelo murió en 1986 a manos de agentes del régimen.

Sobre el cuadro con la imagen de Allende, el dirigente reconoció que era en un tono “pseudo humorístico, estaba hace tiempo en la sala. Pero ahora le pusieron en un tono de burla. Mi abuelo murió en dictadura, yo soy liberal, no soy de derecha. Creo que toda dictadura es terrible, estoy en contra de todas las dictaduras. Me parece que las personas que lo hicieron tienen que responder”.