La tarde de este martes el Senado votó el informe que esta mañana despachó la Comisión Mixta sobre el proyecto de Nueva Educación Pública, más conocido como desmunicipalización, y que fue aprobado por unanimidad, con 34 votos a favor, sin abstenciones ni votos en contra.

“El nombre no es un capricho, la educación pública va a pasar al Estado. Y lo que se busca es que la educación pública vuelva a tener el sitial que tuvo antaño en el país”, afirmó la ministra de Educación, Adriana Delpiano, quien agregó que el proyecto “empareja la cancha y que sean las familias las que escojan el colegio en que quieren educar a sus hijos”.

La ley establece que el traspaso de los colegios hacia el nuevo sistema se hará gradualmente hasta 2030. Hasta ayer, se contemplaba que el plazo límite de implementación  fuera hasta 2025, pero para lograr los votos de la oposición finalmente se aprobó una iniciativa del senador Ignacio Walker que pone como fecha límite el 31 de diciembre de 2030, y durante su transcurso se podrá evaluar el proceso.

De este modo, serán más de 5.000 colegios los que serán transferidos a la administración pública, que estará integrada por 70 Servicios Locales de Educación. Al mediodía, el mismo informe de la Comisión Mixta fue aprobado por la Cámara de Diputados, y la votación fue por 93 votos a favor, cinco en contra y sólo tres abstenciones.

La Comisión Mixta se había formado luego que una versión anterior de la normativa fuera rechazada en la Cámara Baja. Por otra parte, el nuevo informe mantiene una Comisión Evaluadora y también permite a los municipios con buena gestión educativa mantener los establecimientos.

Noticia en desarrollo…