Durante el pasado martes se llevó a cabo la manifestación convocada por la Coordinadora Feminista Universitaria (COFEU) en contra del acoso sexual y la discriminación al interior de los espacios educativos.

Antes de la reunión masiva, un grupo de la coordinadora integrado por la dirigenta Confech Sandra Beltrami, además de los voceros Stefano Buscaglia, Constanza Bohle y Michelle Ávila, llegó hasta el Ministerio de Educación para entregar una carta que los interpela ante la falta de responsabilidad del Estadio en la prevención de estas lógicas en los diversos niveles.

Además, realizaron una serie de performances dedicadas a problematizar la naturalización del acoso, exigiendo una serie de medidas por parte de las autoridades de liceos y planteles universitarios, como protocolos de prevención e investigaciones oportunas contra los acosadores.

A través de un comunicado, la Asamblea de Mujeres de Filosofía y Humanidades de la U. de Chile, informó de la toma de la Casa Central de la institución, en rechazo al supuesto encubrimiento y la falta de acción ante el problema.

“Las autoridades del departamento y de la facultad en cuestión no se han hecho responsables ni se han pronunciado de la debida manera frente a ninguna denuncia de acoso, abuso sexual y abuso de poder, siendo las mismas estudiantas quienes se han hecho cargo de la lucha, exigiendo y logrando la salida de algunos académicos y estudiantes de la facultad“, explicaron.

Además, las mujeres organizadas sostuvieron que “es inaceptable que a pesar de todo nuestro movimiento feminista se siga replicando la violencia de género y sexual en nuestro espacio universitario. No nos callaremos más, cuando se levanta una nos levantamos todas”.