Estuvo un año y cuatro meses sin contratos con el Ministerio de Obras Públicas. La resolución número 65 de la Dirección General de Obras Públicas era tajante en suspender a la empresa Zañartu Ingenieros Consultores por, entre otras cosas, “no haber advertido oportunamente los errores producidos” en los trabajos del Puente Cau Cau.

Sin embargo, como reveló el día de ayer La Tercera, esta empresa ahora volvió a adjudicarse un contrato estatal. Consiste en una asesoría a la inspección fiscal de la obra del túnel El Melón, ubicado en la Región de Valparaíso, por $ 4.122 millones.

Una decisión por la que, según han anunciado diputados de oposición, llamarán al ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga. a declarar en la comisión que trata esa materia.

La empresa consultora tiene como presidente de directorio al ex ministro radical Sergio Jiménez, como gerente general al ingeniero Sergio Clavería y como vicepresidente a Jaime Zañartu Ureta, hijo del fundador Jaime Zañartu Undurraga.

En su rol de asesorías a las inspecciones fiscales, ha sumado distintas irregularidades. Aquí van algunas:

Puente Cau Cau

Iba a ser el primer puente basculante en Chile y para 2014 ya presentaba un 95% de avances, pero terminó siendo un desastre. Los brazos o básculas fueron puestas al revés, los problemas en el alzamiento de dichos brazos y el costoso retraso de la obra le valieron el título de “horror de cálculo” en un documental emitido por Discovery Channel.

El no haber advertido estas fallas le valió a Zañartu la resolución de suspensión por parte de la Dirección General de Obras Públicas, ante la que presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones, que finalmente fue rechazado. Decisión que a su vez fue ratificada por la Corte Suprema.

“No reconocemos ningún tipo de responsabilidad y creemos que fuimos injustamente sancionados”, fue la respuesta de la empresa, que hasta hace poco más de un mes mantenía acciones judiciales en contra del ministro Undurraga.

Puente Cau Cau / Agencia Uno

Hospital El Carmen de Maipú

Con un costo de 170 millones de dólares, a fines de 2013 fue inaugurado el recinto hospitalario concesionado de Maipú. Construido por la empresa española San José Tecnocontrol, fue parte de las primeras inauguraciones de hospitales bajo este modelo junto al Hospital de La Florida.

Sin embargo, no tardaron en aparecer irregularidades en el recinto. Fueron problemas técnicos de ventilación y climatización en pabellones y unidades de cuidados críticos los que en algún momento pusieron en riesgo a los pacientes, obligando al cierre de tres pabellones para evitar la propagación de virus, bacterias y gérmenes por el sistema de ventilación.

La asesoría a la inspección fiscal estuvo a cargo de Zañartu, que había dado el visto bueno al proyecto.

Hospital Carmen de Maipú, inaugurado por Sebastián Piñera en diciembre de 2013 / Agencia Uno

Hospital de Antofagasta

El de Maipú no es el único hospital donde ha estado involucrado la empresa Zañartu.

Prolífica en el rubro de las inspecciones fiscales, también ejerció ese rol en el hospital concesionado de Antofagasta, que actualmente espera su inauguración.

Según reveló El Desconcierto, en la construcción se evidenciaron una serie de irregularidades en la instalación de las tuberías, con la instalación de un material distinto -y más precario- al estipulado en las bases del proyecto. La Contraloría General de la República ordenó el cambio del material y un sumario contra los eventuales responsables.

Hospital de Antofagasta

Costanera Norte

El 17 abril de 2016 lluvias inusuales provocaron el desborde del Río Mapocho por la zona donde se trabajaban ampliaciones de la autopista Costanera Norte, afectando a más de cuatro mil locatarios y vecinos. La multa que se aplicó a la sociedad concesionaria fue de tan solo $9 millones, sin considerar las compensaciones que ha tenido que hacer individualmente a los afectados.

Tanto Costanera Norte como la empresa española de construcción Sacyr han tenido que enfrentar instancias judiciales por el desborde. La asesoría a la inspección de obras estuvo a cargo, nuevamente, de Zañartu Ingenieros Consultores.