Anthony Rapp, conocido hoy por su rol en la serie de televisión Star Trek: Discovery, lanzó una bomba el fin de semana.

En una entrevista con Buzzfeed, Rapp afirmó que en 1986, cuando él tenía 14 y Spacey 26, lo invitó a una fiesta en su casa. No conocía a nadie y en un momento, cuando ya no quedaba nadie, es que el reconocido actor habría comenzado el abuso. “Me tomó como un novio a su novia. Pero en un principio no intenté escapar, porque pensaba ‘¿Qué está pasando?’ Y luego se puso encima de mí”, afirmó.

“Estaba seguro que estaba intentando estar conmigo sexualmente”, agregó.

Entonces, Rapp decidió irse de la casa, pese a las insistencias de quien da vida a Frank Underwood en House of Cards. “Mientras me vuelvo más viejo, y sé más, me siento afortunado de que no ocurrió algo peor. Y al mismo tiempo, menos lo puedo creer. Nunca imaginé que alguien pudiera hacer algo como eso a un chico de 14 años”, afirmó.

Repp afirmó que fueron las denuncias contra Harvey Weinstein lo que lo motivó a contar la experiencia.

A las horas de publicada la entrevista, y con la polémica ya en todo el mundo, el propio Kevin Spacey publicó un comunicado a través de su Twitter.

“Estoy más que horrorizado al escuchar esta historia. Honestamente no recuerdo este encuentro, debe haber sido hace más de 30 años. Pero si es que me comporté como él describe, le debo una sincera disculpa por lo que pudo ser un comportamiento inapropiado bajo los efectos del alcohol, y me disculpo por los sentimientos que él describe que ha cargado todo estos años”, aseguró Spacey.

“Como saben mis seres cercanos, he tenido encuentros románticos tanto con hombres como con mujeres, y ahora elijo vivir como un hombre gay. Quiero lidiar con esto de forma honesta y abierta, y eso comienza examinando mi propio comportamiento”, agregó el actor.