¡No más violencia contra las mujeres!” fue el grito que retumbó en la Sala de las Artes del Centro Cultural Estación Mapocho, donde se desarrolla la Feria Internacional del Libro de Santiago de Chile. El escritor Jorge Baradit lanzaba su libro “Historia Secreta de Chile 3”, junto a la periodista Mónica González y el historiador Gabriel Salazar, cuando la funa irrumpió en el espacio.

Un grupo de mujeres de la Coordinadora Ni Una Menos se hizo presente para cuestionar al Premio Nacional de Historia por sus dichos recientes, en medio de una exposición, acerca de las experiencias de acoso denunciadas por estudiantes de la Universidad de Chile sobre dos académicos del plantel: Fernando Ramírez y Leonardo León, cercanos a Salazar.

“Le hizo una invitación oral en un bus a una niña a la que estaba protegiendo (…) Este hecho provocó en la Chile una verdadera psicosis colectiva. La gente lloraba, gritaban (…) los vi yo en el patio de la universidad. Reclamaron contra este profesor de una manera tal que… repito, él no violó ni violentó. Hizo una invitación absurda, ridícula, a una niña que además era transexual o lesbiana”, fueron algunas de las frases del académico que renovaron la polémica.

Salazar también sostuvo que “a mí modo de ver es una conducta estúpida que un profesor acose a sus alumnas y merecía castigo por eso. De acuerdo, pero una cosa eso y otra estigmatizarlo de una manera extrema que no reconocía las claridades que por otro lado tenía el profesor. Para mí es lamentable, es un amigo que paga por eso. Reconozco que merece castigo, no sé si tanto castigo”.

Las feministas irrumpieron en medio de la presentación con pancartas y afiches en repudio. Algunos consignaban “Salazar misógino”, pero el historiador prefirió no darse por aludido y expresó una reflexión histórica sobre la masculinidad y la historia omitida de las mujeres.

“Salazar: eres un machista, misógino y lo vamos a expresar en todos los espacios que podamos. Estamos cansadas de misoginia y que denigren constantemente y más aún justifiquen los abusos contra estudiantes. Machista de izquierda, machista de derecha, ni una diferencia”, gritó una mujer tras su intervención.

Por su parte, Baradit señaló a LUN que “me parece que es válido, no lo comparto, pero ellas fueron muy respetuosas. De todas maneras tengo que decir que la última portada de mi libro es una mujer, Gabriela Mistral, así que no las dejamos de lado”,