En un nuevo episodio de Retratos, el espacio de micro documentales de El Desconcierto, la artista visual Mariana Najmanovich nos reveló algunos de los secretos de su obra y sus inspiraciones.

A través de sus pinturas, Mariana transforma el imaginario de la violencia, ese que, según dice, nos bombardea día a día a través de los medios y las redes sociales. “Me interesa que esto se transforme en una metáfora para hablar de otra cosa”, sostiene sobre su obra Pálido Fuego, una serie de pinturas que tiene como eje conductor la banalización de la violencia.

Mariana cuenta que trabaja en series de temas. Como en La Colonia (2015), inspirado en la realidad de Colonia Dignidad o en El Archivo (2014), donde transformó una serie de fotografías a color de las épocas del nazismo en pinturas.

“La pintura es un lenguaje que ofrece lecturas distintas y muy particulares en cuanto a la percepción sensorial y el tiempo. Tal vez hoy, en tiempos de tecnologías, se evidencia mas. Y me sigue interesando porque ofrece algo más novedoso que en épocas anteriores, una lectura más pausada, más sensorial. La pintura ofrece atmósferas, pastas, aguadas, capas, como momentos del tiempo que quedan congelados”, afirma.

Mariana, de familia argentina, cuenta que ha aprendido a conocer cómo funciona el sistema en Chile. “Cuando entendí que era el pituto y me di cuenta que no tenía, entendí la estructura del sistema y todo funciona por pituto. El tema del contacto con las galerías es clave, por ejemplo. Me he dado cuenta que todo es una gran cuestión de marketing”, afirma.

Mira el video completo acá:

Producción Ejecutiva: Macarena Herrera
Dirección, Edición y Montaje: Harold Illanes
Diseño: Michel Contreras

Agradecimientos a: Museo de la Solidaridad Salvador Allende