Con críticas a la pobre política ambiental adoptada por el gobierno fue que Rosie Oliveira, representante del estado Amazonas, asumió como la ganadora del popular concurso Miss Bum Bum 2017, que premia a la “mejor cola” de Brasil, y que se realizó el pasado lunes en medio de algunas críticas por la explotación de la imagen de “mujer-objeto”.

Durante la competencia, que incluyó a 14 participantes de distintos estados del país, la modelo y reportera brasileña de 28 años desfiló con el traje típico de algunos tribus indígenas y sosteniendo una bandera verde-amarilla de su tierra natal que tenía el mensaje “Fora Temer” (“Fuera Temer”), el eslogan utilizado por la oposición al actual presidente brasileño Michel Temer.

“Yo represento a Amazonas y quiero demostrar que no soy solo unas pompis bonitas. Quiero demostrar que en Brasil hay muchas cosas, como nuestra Amazonía, que es bellísima y es lo mejor que tenemos en Brasil”, dijo Oliveira.

Fuente: Nelson Almeida / AFP

Una de las decisiones que más ha generado polémica durante el último tiempo ha sido la del mandatario de permitir el desarrollo de la actividad minera en la Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca), una enorme reserva natural de la Amazonía brasileña, cuya extensión es la de toda Dinamarca o Suiza, con el fin de atraer inversión extranjera. Finalmente, ante la presión de la población, Temer cedió y decidió cancelar el decreto que lo estipulaba.

Cuando quedó seleccionada para el certamen, Oliveira había manifestado su preocupación por la actual situación de su país: “Mi mayor sueño es que la política en Brasil mejore, que podamos tener tranquilidad y que nos garanticen la salud, educación y seguridad a todos. Quiero vivir para ver una reforma política. No tengo hijos y el país en el que vivimos me impide ese sueño. Quiero tener hijos”. 

Además, Rosie contó que decidió participar en Miss Bum Bum porque esta competencia cada año se vuelve más popular y tiene una gran repercusión en los medios a nivel mundial. “Vi la oportunidad de ampliar mi carrera y hacer algunos trabajos en catálogos y revistas fuera de Brasil”, explicó.