El Ministro de Justicia volvió a relativizar la promesa formulada por la presidenta Michelle Bachelet a Carmen Gloria Quintana -una de las víctimas del Caso Quemados ocurrido en dictadura- sobre el cierre de Punta Peuco. El secretario de Estado aseguró que solo se trata de rumores e interpretaciones.

“No tengo conocimiento de que exista alguna resolución del Gobierno ni particularmente del Ministerio de Justicia hasta el día de hoy sobre el particular, cuando exista alguna información distinta se la comunicaremos a los medios, si es que existe”, argumentó Campos, al ser consultado sobre el eventual cierre del penal.

Además, en referencia a las declaraciones entregadas por Carmen Gloria Quintana a El Desconcierto en 2015, el titular de la cartera de Justicia declaró que “eso lo he escuchado a través de los medios, yo lo único que sé es que una señora dijo que había hablado con la Presidenta de la República y la Presidenta le había dicho, y el resto han sido puras interpretaciones periodísticas”.

La “señora” a la que alude Campos es precisamente Quintana, quien ha sostenido diversas reuniones con la Mandataria para exigir el cierre del recinto penal. Sin embargo, el ministro recalcó su punto: “¿Alguien ha escuchado a la Presidenta de la República, y lo digo bien directamente, decir ‘voy a cerrar Punta Peuco’, yo no lo he escuchado, todo lo demás han sido interpretaciones (…) sobre el caso de Punta Peuco el Gobierno hasta el día de hoy no ha adoptado una resolución”.

La versión del secretario de Estado contradice lo afirmado por Bachelet en una entrevista realizada por CNN, donde fue consultada específicamente sobre el cierre del penal que alberga a violadores de DDHH.

“Yo voy a cumplir todas las promesas que he hecho y que esté en mis manos hacerlo”, fue la respuesta de la Presidenta al respecto.

Desde la bancada del Partido Comunista reaccionaron rápidamente ante los dichos de Campos y el diputado Hugo Gutiérrez pidió su renuncia: “Ha puesto en tela de juicio los compromisos de la presidenta”, sostuvo el parlamentario. Además, añadió que el ministro “desacredita a una víctima de los crímenes de lesa humanidad”.