Fue en el polémico Te Deum Evangélico cuando el nombre de Eduardo Durán Salinas (45) despertó el interés masivo de los medios de comunicación. A pesar de que no es obispo –quienes históricamente hablan en la ceremonia–, Durán lideró el discurso más crítico en contra de la presidenta Michelle Bachelet, en el evento que tuvo un marcado de desaprobación en contra de la actual administración y donde la mandataria incluso recibió gritos de “asesina”.

“Hoy los movimientos minoritarios han logrado instaurar una agenda que ni siquiera cuenta con el respaldo mayoritario de la ciudadanía. Identidad de Género, matrimonio igualitario, despenalización del aborto son leyes que no representan nuestros valores cristianos”, afirmó en la ocasión, donde en contraste, Piñera fue ovacionado y que fue calificado como el Te Deum más político de todos.

Durante este domingo, Durán Salinas se convirtió en diputado por el distrito 13 de Santiago, en representación de Renovación Nacional, y con un apoyo que alcanzó cerca del 8,2% de los votos.

Su candidatura fue lanzada como parte del movimiento evangélico “Un Chile para Cristo”, que presentó once cartas parlamentarias a lo largo del país, y a pesar de que dicen no ser de izquierda o de derecha, Durán Castro tiene una larga sintonía y redes con la derecha. De hecho, el ingeniero fue gobernador de la provincia de Ñuble durante la administración de Sebastián Piñera.

Además, su padre, el obispo Eduardo Durán Castro, ha extendido importantes redes políticas y fue es parte del Consejo Ciudadano del comando del empresario.